Requerimientos que han de cumplir las gafas graduadas o de protección para Fútbol

 

“El fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debes estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, ni demasiado pronto ni demasiado tarde.” – Johan Cruyff.

 

Las gafas graduadas o de protección para fútbol deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Almohadillas:ultra blandas que absorben los impactos, haciendo un efecto de amortiguación de golpes.
  • Abertura de ventilación para evitar la formación de vaho:montura de material resistente como el propionato, de alta resistencia al impacto.
  • Lentes de policarbonato o TRIVEX. Estos materiales son de alta resistencia a los impactos y son los únicos homologados para la práctica deportiva y para aquellos deportes como el fútbol en el que existe riesgo de contusión.
  • Banda de sujeción traseraajustable, desmontable y lavable.

Se recomienda que las gafas graduadas o de protección para fútbol estén certificadas y homologadas para la práctica deportiva, que cumplan con la normativa europea EN 166 e incluso la ASTM F803.

 ¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de comprarnos unas gafas graduadas o de protección para fútbol? 

  • Minimizar el peso de la montura. La ligereza es un factor decisivo en las gafas de un deportista. Cuanto más ligeras, menos se notan. Generan un efecto de máxima comodidad en el usuario.
  • Comodidad y ergonomía.  Es conveniente quelas gafas deportivas permitan ajustar el puente nasal a dos o tres tamaños diferentes y que las varillas pueden ser adaptadas a alturas diferentes.
  • Sujeción.El material Grip™ situado en los extremos de las varillas garantiza una buena sujeción.
  •  Es interesante que las gafas tengan un recubrimiento en la parte interna del frente, llamado sudadera, para que la montura quede bien fijada a la cara y no deslice debido al sudor. 
  • Máxima protección garantizada.  Las gafas también deben proteger al atleta contra el viento, la suciedad, los insectos, y contra los rayos UVA, UVB y UVC.

 

Montura

La montura debe cubrir de manera íntegra la órbita ocular y que quede bien ajustada a la cara, para evitar el riesgo potencial de que pueda entrar un dedo del contrario en la disputa de un balón. La montura debe ir con cierre de aro exclusivo, debe llevar una ranura de seguridad para mayor resistencia a impactos, almohadillas o recubrimiento en todo el frente y puente y varillas cómodos que aseguren su perfecta fijación.

Es recomendable que la gafa graduada o de protección para fútbol lleve una banda elástica de lado a lado para que quede bien sujeta a la cara y no se mueva. Además, para que las lentes sean resistentes al impacto, la montura debe ser capaz de resistir los impactos.

 

Lentes

 

El elemento clave para escoger una gafa de protección es que tenga lentes de policarbonato ya que tienen la particularidad de que son prácticamente irrompibles y pueden soportar el impacto de una pelota.

 

Se recomienda el filtro amarillo-marrón en días nubosos, ya que la transmisión de longitudes de onda en el rango del verde y del rojo permite una mayor claridad de la imagen. Este tipo de filtros es recomendable para en deportes en que se tenga que seguir un objeto o localizarlo, sobre un fondo azul o cielo encapotado. Se disminuye el deslumbramiento y la aberración cromática. Los filtros amarillos han demostrado mejorar la percepción y el tiempo de reacción frente a objetos de bajo contraste.

 

NOTA: Una vez tengan las gafas, tiene que pasar por la Mutualidad el jugador o jugadora para que nuestros servicios médicos procedan a realizar un certificado, que puede ser requerido por los colegiados en los partidos